Ponerse en forma solo es cuestión de organización e investigación


Con la creciente tendencia a ponernos cada vez más sanos y en forma mucha gente últimamente hace al menos una cosa por su salud y bienestar. Y la verdad que encontrar equipamiento útil para ejercitarse en casa es probablemente lo más fácil que puedes hacer para lograr ese objetivo ya que tendrás la posibilidad de ejercitarte siempre y a cualquier horario. Y en ese sentido considerar una cinta de correr o una banca y unos discos puede ser una opción económica en el largo plazo.

Mantenerse en forma lleva tiempo y energía, naturalmente, pero para algunos la mejor manera de hacerlo es utilizando lo novedoso, las últimas tendencias mientras que otras personas prefieren lo clásico. Entre los que prefieren lo novedoso podemos mencionar aparatos como la plataforma vibratoria que a pesar de estar entre nosotros hace más de cincuenta años los nuevos diseños y los nuevos estudios sobre el tema la han convertido en una estrella nuevamente. Otra manera novedosa de ejercitarte es con minitrampolines. Son económicos, no ocupan espacio y hasta puedes comprarte una serie de dvd´s para entrenarte en frente del televisor.

Máquinas elípticas para bajar de peso


Luego, cualquier cosa buena que se diga de las máquinas elípticas es buena para quienes tienen problemas en las articulaciones o sobrepeso notable. Este aparato es excelente para quemar grasas y la cantidad de calorías que se queman es mucho mayor al esfuerzo percibido por el ejercicio en sí.

Esta máquina no pone presión en las articulaciones, y es similar a esquiar. Si nunca antes has probado este aparato te lo recomiendo. Puede ampliar tu horizonte y en el proceso ejercitar todo tu cuerpo, el tren superior como el tren inferior por lo que conseguirás tono muscular en todo tu cuerpo.

Otra opción para quienes quieren un poco de músculo (todos nosotros) es una multiestación o multigym. Hay modelos que tienen tantas opciones que literalmente puedes rotar por toda la máquina y en el medio entrenar todo tu cuerpo: piernas, pecho, espalda, brazos, abdominales. Lo bueno de estas multiestaciones es que pueden ejercitarse dos personas al mismo tiempo. Esto es bueno para las familias, pero también es bueno para cada uno de nosotros el ganar un poco más de músculo.

Importancia de usar pesas a la hora de hacer ejercicio


Y despreocúpate que no te volverás enorme al entrenar con pesas. Las pesas son para todos y al ganar más masa muscular tu cuerpo quemará más calorías por el simple hecho de mantener ese músculo.

Lo importante, sea cual sea la máquina o la manera de hacer ejercicio es que uno no se olvide de que no trata solo de verse bien. La salud de tu corazón y de tus pulmones es crucial, la presión sanguínea y tus niveles de colesterol también, y seguramente el ejercicio es otra manera de lidiar con el estrés.

Por eso es que decimos que lo que importa es investigar un poco, ver las opciones, y finalmente tomar la decisión de convertir nuestra calidad de vida en una mejor y con más energía, y también la de nuestra familia.

Tips para iniciarse en el ejercicio


Con el surgimiento cada vez más profundo de la conciencia de una vida sana en todo el mundo, más y más gente está interesándose en comprar máquinas de fitness para iniciarse en el ejercicio en casa. Sin embargo, para un principiante, la tarea de decidir qué equipamiento comprar puede ser una tarea abrumadora.

¿Cómo decidir entre una cinta o un escalador o barras y mancuernas?

Primero considera tu estilo de vida. ¿Cuánto tiempo apuntas a pasarte haciendo ejercicio, real y honestamente sin sufrir de demencia? Algunos tienen objetivos pesados, poco realistas dado su estilo de vida, carreras, familia. Siempre se puede hacer tiempo para el ejercicio si uno quiere, pero es realista considerar cómo incluirlo.

Por ejemplo, una madre de tres hijos, ama de casa probablemente quiera quitarse unos kilos de más, pero dos horas por día no es un tiempo que ella pueda gastar. Probablemente haya que considerar otros aspectos, pero en líneas generales tal vez una bicicleta o una escaladora sea el equipamiento indicado que le permita bajarse rápidamente del aparato ante cualquier circunstancia.

Lo que sigue es el presupuesto

La recomendación del Siglo de Torreón de siempre es gastar tanto como se pueda en equipamiento (siempre y cuando se planee utilizarlo a diario o regularmente). Pero el mercado está totalmente saturado con tantas opciones que un principiante que no se ponga límites puede terminar haciendo malas elecciones. Por supuesto que después de todo recibes por lo que pagas, pero también es cierto que si no trabajas con un presupuesto terminarás pagando accesorios y lujos o detalles innecesarios que nada tienen que ver con el ejercicio en sí.

Por lo tanto sería sabio iniciarte en el mundo del ejercicio con un set pequeño, aunque una sola pieza de equipamiento para comenzar, una que te atraiga lo suficiente como para ejercitarte todos los días es más que suficiente. Luego, en la medida de tus necesidades aumenta tus posibilidades.

Por último pero no por ello menos importante, asegúrate de hacer tus investigaciones. La peor manera de comprar máquinas de fitness es irte derecho a la tienda solo con lo que te dijeron algunos o con la esperanza de que el vendedor te ayude. Algunas veces los vendedores no son tan expertos en el tema, o pueden tener otros intereses superiores al tuyo como una comisión por la venta.

Es importante comparar


Investiga en sitios como https://farmaciasanpablo.mx/, lee, busca comparaciones entre marcas, si puedes ve a la tienda con la sola intencion de probar varias piezas de equipamiento, vuelve a tu casa y analiza las opciones. No compres porque si, o porque es un equipamiento elegante para tener en casa. Tómate un tiempo para investigar y para experimentar sobre lo que quieres comprar, créeme, pasarte un tiempo haciéndolo te permitirá hacer una mayor inversión en el largo plazo.

Una vez que tengas todo lo anterior chequeado y en mente, seguramente terminarás invirtiendo mucho mejor tu dinero para sacarle el máximo provecho a tus compras y asegurándote de que comprarás algo que utilizarás, porque ese es el punto ¿cierto? Lo primero que tienes que considerar es comprar algo que usarás.

Hay tanta gente con máquinas de fitness en casa que se apresuraron o se convencieron de que lo que vieron en televisión era lo que ellos necesitaban que ahora esos aparatos son los percheros más caros del mundo.

Hay que hacer cardio para marcar los abdominales


Hay mucha información conflictiva con relación a cómo se marcan los abdominales. Algunos lo complican en exceso, otros prometen píldoras o pastillas fantásticas para lograrlo, otros aparatos que no funcionan y así.

Cuando se busca un cuerpo magro y unos abdominales marcados, los encogimientos tienen su papel, el de darle tono y firmeza a la zona media, pero hasta ahí llegan. Ojo, no digo que no hay que hacerlos, sino que ellos son los responsables de fortalecerlos y desarrollarlos, pero no harán que se vean. Todo el mundo tiene abdominales y todo el mundo, hasta los más gordos los tienen en forma de un sixpack, los abdominales de cualquier persona tienen esa forma.

Ahora bien, que sean visibles o no es otra historia, y está relacionada con el porcentaje de grasa corporal que tengas.

Porque es ese número, el de tu porcentaje de grasa corporal, el responsable, o más bien el determinante de si tus abdominales se verán o no. Obviamente que al no ser todos iguales, y al tener diferentes contexturas y genética, la grasa se acumulará en nuestros cuerpos de manera diferente. Sin embargo, si quieres ver un estómago marcado ese número de tu porcentaje de grasa corporal debería ser de un solo dígito para hombres y entre un 10 y 12% para mujeres aproximadamente y basados en todo lo anterior.

Ejercicios cardiovasculares y aeróbicos


Por lo tanto, la manera de hacer que ese número baje es valiéndose de ejercicios cardiovasculares o aeróbicos. Cualquier actividad aeróbica principalmente utilizará la grasa corporal como combustible, a diferencia de las actividades anaeróbicas que utilizarán principalmente la glucosa proveniente de los carbohidratos.

Pero volviendo al cardio, hay dos maneras de hacerlo. Una es el tradicional cardio largo y lento que se realiza durante 30 a 60 minutos a una intensidad de moderada a baja y con las pulsaciones entre el 65 y el 80% de la capacidad máxima. Para muchos esta es la mejor manera de hacer cardio, de acuerdo a sus preferencias.

Para otros, está el ejercicio mucho más intenso, bien intenso a decir verdad y que se hace por periodos de tiempo reducidos que oscilan alrededor de los 20 minutos usualmente y en los que se combinan periodos de alta intensidad o máximo esfuerzo, con periodos de recuperación activa de baja intensidad. A esta forma de entrenar también se la conoce como intervalos.

Cualquiera sea la forma de ejercicio que prefieras hacer es posible hacerse en infinidad de maneras. Se puede salir a correr y hacer intervalos, se puede saltar la soga y hacer intervalos, se puede salir a correr una hora a ritmo lento, y también se pueden hacer ambos tipos de cardio en máquinas de fitness como ser una cinta de correr, una bicicleta de spinning, por ejemplo.

El uso de anabólicos genera dependencia psíquica


Debido a que incrementa su potencial, son los deportistas los que más consumen este tipo de complementos, aunque en un futuro no lejano comienzan a sufrir sus efectos negativos.

Los esteroides anabólicos son el tipo de droga que aparece con mayor frecuencia en los exámenes de control de dopaje del Comité Olímpico Internacional. Estudios recientes vinculan su uso con una mayor propensión a consumir cocaína, alcohol o marihuana, pero un concepto menos extendido es que de por sí, los esteroides anabólicos pueden generar enfermedades de transmisión sexual y muchos atletas o físicoculturistas tienen dificultades para abandonar estas sustancias.

Está descrito un cuadro de compulsión, de desesperación por consumir esteroides anabólicos. Al respecto, el principal objetivo de los deportistas es mejorar su desempeño deportivo o la apariencia física.

En Estados Unidos, por ejemplo, se estima que hay un millón de consumidores regulares, hombres en su gran mayoría. Además, está comprobado que los anabólicos aumentan tanto la fuerza como la masa muscular y por eso tienen gran aceptación entre atletas y físicoculturistas. Sin embargo, llega un momento en que la persona quiere dejar de usarlos y no puede.

¿El uso de anabólicos genera adicción?


Entre los usuarios regulares se ha descrito un cuadro de necesidad o desesperación por consumir estas sustancias. Esto es más habitual entre los atletas amateurs, aquellos que no se hacen controles de dopaje y por eso consumen anabólicos sin limitaciones.

Sobre esto, lo que existe es una dependencia no física sino psíquica, sobre todo por el miedo a perder todo lo conseguido. Por otra parte, después de consumir durante años estas sustancias, que son derivadas de la testosterona, el organismo se acostumbra y deja de producir la hormona que causa daños en el cuero capilar.

La interrupción brusca desencadena entonces debilidad, fatiga y problemas sexuales, sumado todo esto al temor a perder la masa muscular. Por eso, es necesario contar en esos casos con la supervisión médica. La pérdida de masa muscular, cuando se abandonan los anabólicos, depende más de la manera que el deportista construyó sus músculos: si previamente recurrió o no al ejercicio físico.

En el primer caso, es menos probable que se produzca la disminución abrupta de masa muscular. Generalmente, los motivos por los que alguien decide dejar los anabólicos es de que la mayoría viene automedicándose con estas sustancias durante años, y de repente se asustan cuando pierden capacidad aeróbica o se fatigan.

También, el retiro de este consumo puede ser la consecuencia de efectos adversos de los anabólicos, como hepatitis, ciertos tumores o agrandamiento de las mamas. Entonces, quieren dejarlos, pero no siempre es fácil.