Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Ago 31, 2016 in Tradiciones culturales | 0 comments

Cuento de terror un día en la feria

Cuento de terror un día en la feria

Charlotte era una niña de aproximadamente nueve años a quien le gustaba salir con sus padres los fines de semana a distintos lugares. Ese fin de semana la feria del pueblo había llegado, así que el sitio en donde se llevaría a cabo el paseo ya estaba elegido.

– Papi ¿puedo subirme al carrusel?

– Adonde tú quieras princesa, este es tu día, disfrútalo.

La niña se subió a todas las atracciones y además comió un perro caliente y un algodón de azúcar.

Estaban a punto de regresar a su casa, cuando la pequeña quedó embobada frente a una máquina llena de peluches.

– Mami, mira esa muñeca. Yo la quiero.

La madre de Charlotte miró a su esposo asustada, pues la muñeca que le había gustado a su hija tenía una cara un tanto extraña y su vestido estaba roto y sucio.

– ¿Ya viste esa muñeca? Parece sacada de cuentos de terror. Expresó la mujer en secreto.

– Sí, a mí tampoco me gusta. Trataré de enganchar otros juguetes, pues estoy seguro que nuestra pequeña se olvidará de ella en pocos días. Respondió su marido.

Luego de intentarlo unas siete veces, el papá de Charlotte sacó cuatro muñecos muy lindos de peluche, más ninguno era el juguete esperado.

Charlotte se la pasó llorando todo el camino de regreso a su hogar. Sin embargo, al entrar en su casa e irse en dirección a su habitación, gritó frenéticamente:

– ¡Mami, papi! Mi muñeca está aquí.

La pareja dejó lo que estaba haciendo y fue corriendo en dirección al cuarto de su hija. No obstante, cuando entraron vieron horrorizados que la niña había desaparecido. Sobre la cama sólo había un gran charco de sangre y en el centro de éste descansaba aquella muñeca que habían visto en la máquina de peluches en la feria del pueblo.

Referencia tomada https://leyendadeterror.com/cuentos-de-terror/